lunes, 13 de febrero de 2012

EL CAMBIO DE TEMARIO DE LAS OPOSICIONES

A continuación os dejo el comentario que he realizado al post titulado "Política de tierra quemada" del Profesor Miguel Ángel Santos Guerra en su blog El Adarve.

El post trata sobre un tema que conozco bien como preparador de opotsitores, el cambio de los temarios aprobados en noviembre de 2011 por el PSOE y que recientemente ha derogado el PP.
La reflexión del profesor Santos la podéis leer en el enlace del título de post. Aquí transcribo mi reflexión, que no tiene por qué ser la correcta, pero puede tener cierto sentido, ya me contáis que os parece a vosotros.

"Estimado profesor, la mayoría de las veces sus argumentos son sólidos y reflexionados, pero en esta ocasión, desde mi punto vista, me parece que ha sido excesivamente parcial. Y es que cuando la ideología política se mete en educación suele pasar.

Ya sé que se me replicará diciendo que todo es política y nuestra forma de entender la vida, el mundo o la educación está mediatizado por ideales. Pero tratando de ser objetivos, algo que parece complicado en estos tiempos, se puede ver el tema de los temarios de las oposiciones desde muchos puntos de vista.


En primer lugar, al igual que usted dice que el PP de forma urgente y con desmesura ha procedido a derogar los nuevos temarios, tampoco debemos olvidar que el PSOE se apresuró a regularlos poco antes de dejar la Moncloa. Luego la desmesura es por ambos bandos.

Decir que a un opositor este cambio le resulta costo en dinero y tiempo, se me antoja algo también desmesurado. Cualquier opositor preferirá estudiar 25 temas que ya conoce que no 60, de los cuales debe desconoce al menos 35. Y costoso?, teniendo en cuenta que los nuevos temarios salieron publicados en BOE el 18 de noviembre de 2011, los opositores habrán realizado un esfuerzo económico para pagar academias de dos meses: diciembre y enero, si es que se les presentó algún tema nuevo. Es de suponer que mientras se elaboraban los temas nuevos, las academias irían dando los temas antiguos.

Por otra parte hablar de la novedad del contenido porque un temario sea de 1993 o de 2011, como bien se apunta en algún comentario que he leído, no significa absolutamente nada. La actualización del temario no viene determinado por el contenido que se trata en los títulos de los temas, sino por la actualización de contenido propio de cada tema. Y este no ha variado tanto. Porque en Primaria los temas de lengua castellana no cambian, o es que acaso ya no se va aprender a leer, escribir, expresarse oralmente, a utilizar un vocabulario amplio y variado o va a tratar la gramática. Acaso en Educación Física no se va estudiar el esquema corporal, los deportes, el juego, las salud,… O es que en matemáticas se van a quitar el cálculo, la numeración, la geometría o la resolución de problemas…

Conozco un poco los reales decretos de enseñanzas mínimas derivados de las últimas leyes educativas (LOGSE, LOCE y LOE), y en cuanto al contenido de las áreas se ha cambiado poco. Sólo hay una novedad de gran calado, las competencias básicas, pero estas se venían tratando desde 2007. Por tanto, se podrá actualizar las referencias bibliográficas de los temas, pero no tanto los títulos de los temas.

Es de suponer que el PP termine sacando un temario similar al que ha derogado del PSOE, puesto que los grados del magisterio se reducen a Infantil y Primaria. Al desaparecer las especialidades y sustituirse por menciones lógicamente se obtiene un profesorado mucho más generalista y para su selección se requerirá el dominio de un temario general (el de primaria) más el de su especialidad. Eso fue lo que hizo el PSOE en noviembre, añadirle los temas de primaria a los temarios de 1993 con unas mínimas modificaciones. Por tanto el temario de noviembre tampoco era nuevo, en Educación Física sólo observé 4 temas nuevos.
Cambios sustanciales en el temario vendrían originados por cambios normativos de calado, es decir sacar una nueva Ley de Educación y su correspondiente desarrollo legal. Además habría que esperar lasa adaptaciones que realicen las comunidades autónomas, eso cuando menos lleva un par de años.

Y finalmente, quizás el tema que realmente ha motivado que se cambie de forma tan apresurada es quitarse de en medio el tema de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos, que así es como se denomina. Pero esa es otra historia.
Se ve que ser ciudadano y cívico son cosas opuestas, o que trabajar sobre las instituciones democráticas (ayuntamiento, comunidad autónoma y estado) no entra dentro de la Constitución.

Dejemos las ideologías aparte, incluida la religiosa, y centrémonos en lo que realmente afecta cotidianamente en nuestros colegios e institutos. Una cosa es la que predican las leyes y otra muy distinta lo que se hace en la realidad escolar. Si no veamos cómo se están programando por competencias básicas en nuestros y cómo se utiliza una intervención educativa afín a lo que ello representa. Mejor no mirar…

Realmente los cambios no radican en las leyes sino en el profesorado y estos cambios no se realizan de la noche a la mañana requiere tiempo.Y cuando un docente se va amoldando a los cambios que implica una reforma educativa, mira por donde se cambia por otra. Así nos va.

Perdonad que me haya enrollado tanto. Pero a veces a uno le toca ser abogado del Diablo… Y dicen que sabe más el Diablo por viejo que por Diablo".