domingo, 5 de enero de 2014

¡CON LA EDUCACIÓN FÍSICA NO SE JUEGA!

Mi colega y amigo Víctor Arufe Giráldez, profesor de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de A Coruña, me envía una carta para que la publique en la revista EmásF, se titula como esta entrada,  y la subtitula como "Carta abierta para todos los profesores que castigan a los alumnos/as sin la hora de Educación Física". 

La carta empieza así:

"Juego atrevido es aquel que juega con la Educación Física de los niños/as  de Educación Primaria. Un niño de 8 años de un Centro Público de Coruña comentaba a sus padres al llegar a casa, hace un par de semanas, que la profesora tutora había castigado a todos los niños/as de la clase sin la hora de Educación Física, debido a un murmullo genérico producido durante su clase e insoportable por parte del docente. En su lugar se pusieron a realizar una hora de plástica. 

Un par de semanas más tarde este mismo niño vuelve otra vez entristecido a su casa, indicando que nuevamente la profesora no les permitió hacer Educación Física porque estaba lloviendo y de camino al pabellón se mojarían, y además, la otra sala del colegio estaba ocupada con otra materia. En definitiva hicieron una hora más de lengua..."

Si quieres leer la carta completa haz clic en el siguiente enlace:  

Pero yo añadiría más...


Tampoco se juega con la Educación Física de los alumnos de necesidades educativas especiales que se quedan en clase o se sientan en los bordes del patio asistiendo de forma pasiva a la sesión. Este alumnado, necesita aún más la presencia de nuestra área en sus vidas. La actividad física, en muchos casos, es fundamental para su desarrollo. 

Sé lo complicado que es trabajar con un alumnado así, llevo muchos años en los patios,... Con frecuencia trabajamos sin recursos o instalaciones adecuadas, sin formación específica, sin la comprensión de los padres o de nuestros propios colegas de Claustro. Sí, son muchas las dificultades, pero no podemos caer en el desaliento y en la dejadez que traer consigo. 

Todos los alumnos tienen derecho a la educación, y por supuesto, a la Educación Física, a pesar de que se le vaya reduciendo en los horarios escolares. No contribuyamos nosotros a que esta reducción sea aún mayor. Como decía Víctor, hay mucha gente con interés y fuerzas para desarrollar este duro trabajo. Si no nos gusta, busquemos otras opciones en el concurso de traslados...