jueves, 8 de septiembre de 2011

CONGRESO DE EF DE ÚBEDA. PRIMERA JORNADA

Por primera vez acudo a un Congreso de Educación Física, mi formación ha estado centrada casi en exclusividad en las actividades organizadas por las administraciones educativas. Era casi obligado, se celebraba cerca de casa... 

Se trata del "IX Congreso Internacional sobre Enseñanza de la Educación Física y el Deporte Escolar" que se está celebrando en Úbeda del 8 al 11 de septiembre. 

Como hizo en su día un colega, intentaré recoger, a modo de diario, las impresiones que me van surgiendo en el desarrollo del mismo.

En primer lugar, quiero destacar la eficaz organización del mismo hasta el momento, especialmente cuando alguien como yo se inscribe el último día y no da mas que problemas. Todo ha sido buena predisposición y excelente atención.

En cuanto al desarrollo de los actos planificados para este primer día intentaré hacer un relato de forma sintética.

El  evento se inició con el acto inaugural, hablaron diversas personalidades políticas y de la organización. Los políticos rápidamente se marcharon, no había posibilidad de réplicas. Quizás hubiera sido interesante aclarar ciertos temas que fueron saliendo a la palestra a lo largo de las intervenciones de la mañana. Posteriormente haré referencia a algunas cuestiones que  me fueron surgiendo.

Seguidamente se dio paso a las ponencias. 


La primera correspondió a la Subdirectora General de Promoción Deportiva y Deporte Paralímpico del Consejo Superior de Deportes (CSD), Dña. Marta Carranza. Nos habló sobre el sedentarismo y nos adelantó algunos datos de un estudio que ha elaborado el CSD y que aún no han salido a luz pública.  Uno de los datos era contundente, en nuestro país el 26,3% de la población de niños y jóvenes padecen sobrepeso u obesidad, concretamente el 12% sobrepeso y el 14% obesidad. Finalmente esta problemática no sólo se asociaba a una alimentación inadecuada sino a otros factores relacionados con el cambio en el estilo de vida, el uso de las nuevas tecnologías y de los medios de transporte. También estableció la relación entre el sedentarismo y la obesidad con los gastos sanitarios que ocasionan. Por otra parte, consideraba que la intervención educativa quizás debería ir más en consonancia con la creación de estilos de vida activos y no tanto den el aumento de número de horas dedicadas al área de EF. También se marchó inmediatamente, tenía una agenda apretada...

La segunda ponencia correspondía a Maurice Piéron y trataba sobre la inactividad física y obesidad en jóvenes y las consecuencias pedagógicas para los profesores de EF. Para mi era una de las ponencias más esperadas, siempre es un placer escuchar las sabias palabras de los viejos e ilustres profesores... Su ponencia fue animada y en algunos casos resultó dicharachero, todo ello a pesar del idioma.

Maurice siguió argumentando sobre las causas del exceso de peso, de todos conocidas, e insistió en que hay que tener en cuenta que son multifactoriales por lo que las intervenciones han de dirigirse a diversos ámbitos, especialmente en el psicológico o comportamental. También aludió a los cambios sociales que se van produciendo, por ejemplo en las familias, escasa atención de los padres sobre la alimentación de sus hijos, y que el problema de la obesidad cada vez es más precoz. Por tanto la atención debe realizarse lo antes posible y debe ir encaminada en la escuela a una educación nutricional, a una formación del profesorado en este sentido y a un control y modificación, si es el caso, de las comidas escolares.

Otro aspecto importante que trató el profesor Piéron fue sobre la percepción que tiene el alumno obeso sobre si mismo y sobre la incidencia de las clases de EF sobre su salud, su condición física, su competencia motriz o su apariencia física. Esta percepción puede suponer un gran handicap para que el niño/a obeso/a se predisponga a realizar cambios en su alimentación o en la cantidad de actividad física a realizar. Para ello consideraba muy importante la necesidad de un refuerzo constante, tanto intrínseco como extrínseco.

La última ponencia correspondió al Dr. Francisco José Berral.  Este experto disertó sobre las pautas de actuación en el obeso adolescente. Quizás fue la intervención más técnica, y la verdad, me constó seguirla en algunos momentos. Nos dio a conocer diversos instrumentos de medidas antropométricas y de pliegometría. No obstante, dentro de mis limitaciones me quedé con algunos argumentos. Por ejemplo, habló de la necesidad de realizar actividad física al menos 5 días a la semana con el fin de lograr un adecuado reparto de la masa corporal. También consideraba que se debía trabajar con una carga de trabajo a partir del 70% de la capacidad individual y que el esfuerzo había que mantener lo  al menos durante 45 minutos puesto que en los primeros 30 la fuente energética requerida  era fundamentalmente de fosfágenos y posteriormente entraba en acción el consumo de grasas. Interesante cuestión para la conclusión que realizaré al final. Sigo tomando nota...

La mañana concluyó con una mesa redonda en donde se trataba sobre la intervención para reducir el sedentarismo y la obesidad en la juventud. De todo lo que se dijo, lo que más me llamó la atención, fue el argumento de uno de los miembros de la mesa que abogaba porque en las clases de EF se lleve a cabo una carga de trabajo alta con la intención de "quemar calorías", mejor dicho, de actuar sobre el reparto de masa corporal. Este señor hizo un repaso sobre cómo se ha ido desarrollando las clases de EF a lo largo de la historia y destacaba que ya estaba bien de una EF en donde lo más importante era la recreación y lo lúdico y que había que actuar sobre la condición física, aunque no le gustara a los alumnos, de hecho, según él, eso sucede en otras asignaturas y no pasa nada, referido a que se les enseña cosas que no les gusta. El pulso se me acelera...

Por la tarde se celebraron las comunicaciones, 15 minutos para cada una, vamos...,visto y no visto, realmente no saqué nada provechoso, ya no sé si es que el tiempo era excesivamente breve o es que las temáticas no me interesaban. En fin no tengo nada que destacar. Al taller, ya no fui, llevaba desde las 8 de la mañana, estaba muy cansado y tenía que regresar a Jaén. ¡Vaya día de calor!, el coche marcaba 35 grados fuera y me sudaba hasta la foto del DNI... Pero ya veis, nada más llegar a casa me pongo a escribir el diario del Congreso, uno tiene ya una edad que las cosas se olvidan...

Y después de todo lo dicho, a mi me surgen las siguientes dudas, comentarios, opiniones o lo que sea...

Si el Doctor Berral nos dice que para que una intervención eficaz sobre el reparto de masa corporal hay que dedicar al menos 5 días a la semana, está claro que con dos o tres sesiones de EF poco se puede hacer en este sentido. Cuando se dijo ésto no había ningún político en el auditorio. Bueno hubiera sido que lo oyeran.

La representante de la administración educativa provincial, en su exposición inicial, presumió de que en Andalucía el programa "El deporte en la escuela", que se realiza en horario extraescolar, pero coordinado por maestros y profesores de EF, atendía a  unos 35.000 niños. No nos dijo cuántos se correspondían con primaria y cuántos con secundaria. 

Uno de los ponentes anteriores, no recuerdo quien, dijo que en encuestas realizadas a niños y adolescentes se comprobaba que a partir de los 15-16 años se producía un descenso en el tiempo dedicado a la actividad física. Entonces hay que pensar que ésta es la solución complementaria para que el niño realice un número de horas de actividad física significativo, es decir, las de las clases de EF más estas dos horas extraescolares. ¿Esta solución afecta a toda la población escolar? ¿Los niños/as con sobrepeso u obesidad son los que realizan estas actividades extraescolares? Me temo que la respuesta es negativa.

En lo referente a planificar la clase de EF casi como un entrenamiento, en cuanto a carga y volumen de ejercicio, ya me parece excesivo, habrá que dedicarle 9 o 10 sesiones para realizar una exploración inicial de cada alumno/a y determinar su nivel de partida, sumen ustedes el número de alumnos por clase que solemos tener, planifíquese un ritmo de entrenamiento individual para cada uno, póngase un pulsómetro a cada niño, realícese actividades distintas para cada uno (eso es una verdadera atención a la diversidad), evalúese a cada uno en función de su estado inicial y finalmente contrátese mil chinos para colaborar en esta ardua tarea. Y lo peor de todo es que los niños se aburrirán  y terminarán odiando el área. ¡Adiós a la creación de estilos de vida activos...!

Yo he abogado en post anteriores sobre la necesidad de una EF en donde se sude, que tenga el patio o el gimnasio como aula principal, basada en elementos lúdicos, que mantenga  la motivación extra e intrínseca que trae consigo el área para nuestros alumnos, que propongan tareas que lleven a la adquisición de nuevos aprendizajes, que ofrezca al alumnos múltiples vivencias y experiencias... Pienso que este camino es el más idóneo para crear estilos de vida físicamente activos, otra cosa muy distinta será la presión que ejerza la sociedad sobre nuestros alumnos y que los aparte de esta vía. Aquí partimos en desventaja, pero esa es otra historia...

Bueno, que tengo sueño, mañana sigo...

3 comentarios:

David Argente dijo...

Gran labor Juan Carlos. Altamente interesante y espero con impaciencia próximas entregas. Gracias por dejarnos vivir el congreso y aportar lucidez.

Un saludo y cuidado con los golpes de calor.

David

Esteban EF. dijo...

¡Una pena que se haya celebrado tan lejos¡ sino hubiera ido contigo encantado. Pero bueno, seguiré tu diario todos los días y me iré informando de las cosas interesantes y de las barbaridades que se suelen decir en estos eventos. Lo de que la EF debería ser de alta intensidad para que los alumnos/as quemen calorías, me parece una barbaridad, y lo que sigue más todavía, lo de que si no les gusta, pues nada, hay otras asignaturas que no les gustan y lo tienen que hacer, o sea otra barbaridad más grande que la anterior. Precisamente los Maestros de Educación Física buscamos que los alumnos/as tengan experiencias gratificantes en nuestra área para así poder crear hábitos de vida saludable, pienso totalmente como tú, primero juego y me divierto, y luego llegará lo demás...

Juan Carlos Muñoz Díaz dijo...

No os preocupéis, radio macuto os mantendrá informados. Ya podéis leer la segunda entrega, espero no defraudaros...