miércoles, 23 de septiembre de 2009

GRIPE "A" EN LAS ESCUELAS

Ya estamos todo el colectivo docente en nuestro puesto de trabajo, el día 22 empezó el otoño, pronto vendrán los primeros fríos y con ello se reabrirá el tema estrella de este verano, la gripe "A" o comúnmente conocida como gripe porcina...

Sobre el tema tengo los mismos datos que tú, es decir, una información totalmente contradictoria. Por un lado se nos dice que no nos preocupemos, que salvo que seas un grupo de riesgo esta gripe se pasa como una gripe estacional, que el número de muertos por tal numero de habitantes es menor en la gripe "A" que en la común o estacional, que en cuatro días estás casi curado, que extrememos las medidas de prevención.... bueno, ya sabeis, un sin fin de cosas más...

A mi, como trabajador de la docencia, lo de la gripe "A" me preocupa lo mismo que una varicela, que una gripe normal o incluso que una epidemia de piojos, es decir, me preocupa que tanto mis alumnos como yo desarrollemos nuestras funciones en las mejores condiciones higiénicas y sanitarias.

Al igual que la administración educativa está realizando charlas informativas por todos los centros educativos con el fin de que transmitamos tranquilidad sobre el tema, también se debería realizar en otros tipos de epidemias, pandemias o lo que sea. Pero claro con esto de la gripe porcina hay que apagar el incendio, porque esa es la impresión que me llevo, ¿o acaso preocupa realmente la salud de los individuos?.

Indiscutiblemente en el trato escolar los niños nos tosen, nos llenan de mocos, nos respiran en la nuca, nos besan, nos dan las manos, nos escupen "perdigones" al hablar... y por tanto es muy complicado evitar cualquier tipo de contagio. Pero tampoco hay derecho a que un niño/a venga al cole enfermo, es una falta de respeto a sus compañeros y a los profesores y eso si que se puede evitar...

Se nos dice que los doctores, en virtud del derecho a la intimidad del enfermo, no dirán quien padece esta enfermedad, faltaría más, ya sería cuestión de tratar al enfermo como un leproso. Pero si nos ponemos en el pellejo de las familias con niños de alto riesgo: asmáticos, diabéticos, obesos, o cualquier otro tipo de enfermedad crónica, ¿qué pensarán ellos?.

Los docentes sabemos muy bien como vienen en muchas ocasiones los niños al colegio o al instituto, con fiebre, tosiendo, con granos o ronchas, con vómitos o diarrea... y claro en algunos casos sucede esto porque las familias no tienen otro lugar donde acogerlos porque trabajan, pero en otros se echa al niño al cole porque estorba en casa. Y ante esto no podemos hacer nada, no existe un protocolo de actuación.

El médico le dice a la familia el tiempo que debe permanecer el niño/a en casa, pero la familia opta por reducirlo cuando lo cree conveniente. Sin embargo, si unos padres consideran que su hijo/a está dentro de un grupo de riesgo y deciden que no vaya durante un tiempo al cole porque están sobreaviso de que pueda haber gripe "A", el protocolo si que está previsto, al niño/a se le colocan faltas injustificadas y cuando tiene un cierto número se pone al tanto a los servicios sociales. El sistema entiende que la familia está contraveniendo el derecho a la educación de su hijo/a. Resulta contradictorio, verdad...

Lo que realmente me queda sobre el asunto es que la vida debe continuar, ya se pondrán los parches cuando sea el momento, los centros educativos que no se cierren, ya habrá tiempo de cerrarlos si se dan las circunstancias oportunas, no nos alarmemos, no colapsemos los centros sanitarios, lavémonos las manos frecuentemente (vamos a agotar los jabones líquidos), aumentemos la distancia entre niños separando los pupitres (los que tengan aulas reducidas o ratios elevadas lo llevan crudo), tosamos en pañuelos de papel o estornudemos sobre la manga, no bebamos en fuentes públicas, no demos besos ni estrechemos la mano a nadie, desinféctese mesas, ordenadores, tizas, pizarras, ventanas, puertas, pomos de las puertas..., en Educación física: picas, aros, pelotas, conos, raquetas... ¿Eso cómo se hace?. Nos ponemos guantes o nos colocamos una camisa de fuerza para no tocar nada. Por cierto, por ahora no hay que utilizar mascarilla (¡qué hartá de reir me voy a dar cuando me vea a mi mismo y a mis alumnos haciendo Educación física con mascarilla!)...

En fin, que pase pronto la gripe "A" y esperemos, como decía en un post anterior, que a los laboratorios farmacéuticos no les den por propagar otras gripes con otra letra, que el abecedario tiene muchas...

Juan Carlos Muñoz Díaz

ah, ah, ah, atchisssss.... (no os preocupeis, lo he hecho en la manga)