lunes, 26 de mayo de 2008

¡COMIENZA LA EUROCOPA!

Se inicia el mes de junio y con él llega la Eurocopa 2008 de Austria y Suiza. Y siguiendo con el tópico de que cada aficionado es un seleccionador en potencia, no voy a ser menos y dedicaré algunas reflexiones de la Euro en general y de la selección española en particular.

Al contrario que sucede en la mayoría de los deportes, en donde los deportistas llevan una preparación específica y planifican su entrenamiento para llegar a su mejor nivel de forma para la alta competición, en el fútbol, fundamentalmente en el europeo, dado el calendario tan apretado del que disponen, los jugadores no llegan en sus mejores condiciones físicas. Saturados de partidos, viajes, concentraciones y entrenamientos no pueden rendir al máximo afectando al espectáculo. En estas condiciones además hay que unir que se celebran en fechas en donde la climatología también juega, suele hacer mucho calor reduciendo el rendimiento. Sólo la emoción del resultado y la exaltación nacionalista nos lleva a contemplar unos partidos que en gran medida carecen de calidad técnica.

Aunque jueguen prácticamente los mismos jugadores, no vemos a una selección española igual en los meses de octubre, noviembre o marzo que en junio. Una selección que se muestra fuerte en esos meses, después no da el do de pecho en junio. La calidad técnica de los jugadores es la misma, pero la preparación física es distinta. Al igual sucede con jugadores como Ronaldiño que en estado de forma es sin duda, el mejor del mundo, pero sin punta de velocidad, sin fuerza, sin resistencia o sin agilidad no pasa por ser un jugador del montón.

Ya sé que a todas las selecciones le pasa lo mismo, Italia, Francia, Alemania, Holanda... tienen jugadores que juegan lo mismo o más que los nuestros, pero ganan competiciones. Pero también es cierto que los jugadores europeos parten de unas condiciones físicas innatas o de una preparación física mucho más sólida que la nuestra. Quien es más rápido llega antes al balón, se anticipa y defiende mejor, el que tiene el balón puede meter gol. La técnica y la táctica se pueden venir abajo frente a un equipo correoso, rápido y fuerte. Todavía nos acordamos del mundial 2006 de Alemania, jugamos como nunca y perdimos como siempre. Claro perdimos ante Francia, ante una portentosa exhibición física de los franceses. Jugadores como Iniesta, Cesc, Xavi, Raul no pudieron con los galgos galos. Quien paraba la velocidad de Ribery, y eso que Zidanne le bastaba ir al tran tran. En la primera fase dimos la impresión de ser claros favoritos, pero como siempre cuando nos encontramos con un equipo físico lo pagamos.

Y la preparación psicológica, esa que tienen otros deportistas españoles como Rafa Nadal, Alberto Contador, Fernando Alonso..., esa que hace que te sientas ágil y fuerte cuando los demás se arrugan, esa que no afecta al tono muscular y te hace más grande. ¿Cómo es posible que en el deporte que más se practica, que más interés suscita en los medios de comunicación, que más dinero genera, no nos haya salido un líder de esa entidad. Cuando veo jugar a los italianos o a los países de la antigua Yugoslavia con esa ambición, con ese carácter, con esa fortaleza, me rió yo de la mal llamada "furia" española.

Y que me dices de que no vaya ni Raúl ni Guti, verdaderamente incomprensible, verdad. Ciertamente son jugadores contrastados y que han obtenido grandes triunfos internacionales, es decir son "gente" con mucha calidad y experiencia. A Luis Aragonés le han llovido críticas por todos lados por esa decisión. Si dejamos por un momento nuestro rol de "seleccionador" y adoptamos el de entrenador, es decir, de alguien que ha preocuparse por otras cuestiones: técnicas, tácticas, psicológicas... es posible que no sea tan incomprensible. Ambos jugadores han actuado con la selección en otras competiciones, en mejor estado de forma y no se ha logrado nada.¿Qué aportan a la unidad del grupo estos jugadores? ¿Qué ocurriría con un Raúl o un Guti si se pasan los partidos en el banquillo?

Desde luego si Luis va buscando un equipo cohesionado, y lo ha logrado, por tanto me parece bien la idea. Si la selección utilizase un sistema con dos o tres delanteros natos, por qué no iba a entrar Raúl, pero siendo conscientes de los planteamientos tácticos modernos, sólo se juega con un punta nato, de qué iba a jugar Raúl si Villa, Torres o Guiza hoy por hoy son delanteros más "matadores". Con tres puntas que se lleve Luis le sobran, o acaso van a jugar más de dos juntos.

Por otra parte está Guti, de calidad gourmet, pero inestable e irregular como él solo, acaso sus asistencias no están aseguradas en los pies de jugadores como Cesc, Iniesta o Xavi. El problema de estos tres jugadores es la falta de músculo, y su calidad contrastada habrá que sopesarla ante selecciones físicas.

Ciertamente habrá sido dura y difícil la decisión de no llevar a estos dos jugadores, pero seguro que Luis la habrá adoptado en beneficio del grupo. Porque como Grupo, evidentemente llevamos un gran equipo, los resultados y las apuestas así lo demuestran. Sólo espero que que el físico nos responda.

"Pasar de cuartos" parece que es nuestra gran meta, pero recordemos que de todos los semifinalistas, al final sólo se acuerdan del campeón. Por tanto nuestra meta es ganar, ser campeones, caer en la primera fase o en cuartos entra dentro del juego y del azar, pero sólo se puede ser campeón cuando se está preparado para ello.