domingo, 27 de mayo de 2012

DE LOS ROPAJES DEL PROFESORADO DE EDUCACIÓN FÍSICA...

En mi etapa de alumno de EGB, inicie mi escolaridad a la vez que daba sus primeros pasos la Ley General de Educación (1970), la Educación Física o bien brilló por su ausencia o fue testimonial. Recuerdo a mi maestro generalista de segundo que nos sacaba al patio a realizar alguna tabla de gimnasia de vez en cuando. Posteriormente pasaron años que ni eso. Fue en octavo cuando una maestra, con más entusiasmo que preparación, intentó de una forma reglada impartir el área. Y cuando digo reglada me refiero a disponer de un horario específico no porque hubiera una programación propiamente dicha.

En esta época los profesores que trataban de impartir el área venían vestidos de ropa de "calle", impensable que un maestro y menos una maestra se pusiera un chandall o cualquier otra ropa deportiva.

No fue hasta el BUP (Bachillerato Unificado Polivalente) cuando recibí una enseñanza de Educación Física propiamente dicha, el profesorado tenía una especialización y un horario regular para impartir el área. Recuerdo que cada año tuve un profesor distinto. Porque los niños teníamos un profesor y las niñas una profesora, la educación era sexista, a pesar de que ya había llegado recientemente la nueva democracia y de que estudiaba en un Instituto público. Mis profesores también vestían de paisano, salvo el que tuve en segundo que practicaba deporte de élite, él venía en chandall. La verdad, daba igual cómo vistieran, la enseñanza era similar, basada en la condición física y el deporte. 


En aquellos años los alumnos de BUP estábamos dispuestos a todo, nuestro esfuerzo y entusiasmo era muy alto hacia esta área, ya quisieran los profesores de los IES de hoy tener un alumnado con tanta motivación e interés.

En mi etapa universitaria seguía la separación de sexos a la hora de realizar Educación Física, mi profesor impartía la clase echo un "dandy". Vestía traje y corbata. Aunque en ocasiones se trabajaba aspectos con cierta planificación, la mayoría de las veces el hombre nos daba libertad para jugar a los deportes que queríamos, vamos que nos daba un balón...

Posteriormente no volví a tener vivencias con esta área hasta que aprobé las oposiciones de magisterio por la especialidad de Educación Física. En la Escuela de Magisterio estudié Ciencias Humanas, no existía la especialidad de Educación Física. En la primera oposición por Educación Física (1990) todos los aspirante procedíamos de otras especialidades.

Una vez como profesor, es de suponer que mi preparación era lamentable, a pesar de haber sido el número 1 de mi tribunal. Qué conocimientos se podían adquirir en tres meses de preparación. Eso fue lo que discurrió entre la convocatoria de oposiciones y las pruebas. Vuelvo a recordar que fue el primer año que se convocó esta especialidad. Imaginaros a los profesores de las academias preparando el temario en tres meses... Como en tantas ocasiones, a la administración sólo le interesaba ocupar plazas, poco le interesaba la preparación del nuevo funcionario docente.

Desde el inicio me puse ropa deportiva hasta el día de hoy, entre otras cosas porque me gusta y voy sumamente a gusto. En los primeros años vestía ropa de marca, de la que había en aquellos momentos, por cierto de gran calidad, aún mantengo alguna. Mucha marca, mucho interés, pero poca preparación. Por ello, desde el primer momento traté de perfeccionarme, en aquellos tiempos en deportes. La iniciación deportiva era la base del ciclo superior de la EGB; y el juego de los ciclos anteriores.

Recuerdo cuando iba a algún curso de formación cómo vestían mis colegas, las ultimas novedades de NIKE, ADIDAS,... Como si la marca o la novedad del modelo nos otorgaran poderes especiales para impartir el área. He visto desde grandes profesionales del área vestir de "ropilla" hasta a grandes zoquetes que parecían modelos sacados de las mejores pasarelas... También se puede aplicar a la inversa. 

Y es que... como suele decir vulgarmente "habemos de todo". Eso si, al contrario que mis profesores, al menos damos ejemplo a nuestros alumnos vistiendo ropa deportiva y no de "calle". En algo se habrá evolucionado después de casi 40 años... ¿Y en los patios y gimnasios? ¿También se ha evolucionado? 

Ahora la mayoría del profesorado de magisterio ha cursado estudios universitarios por la especialidad de Educación Física, los de enseñanzas medias proceden de los INEFs (ahora Facultades de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte). Nunca habrá habido un profesorado tan especializado en nuestra área, nunca habrán recibido una formación continua tan variada y ,sin embargo, vuelvo a preguntar ¿ha variado mucho lo que ocurre en nuestros patios y gimnasios? ¿La metodología ha variado? o simplemente se han ido introduciendo nuevos contenidos sin más,...

Viendo lo que se ve en muchos sitios, es comprensible que la administración piense que en Primaria no es necesario la presencia de un profesor especialista en Educación Física, con un generalista basta.  Pero por la misma regla de tres se podría aplicar a las enseñanzas medías, en muchos lugares sucede "tres cuartas" de lo mismo.

Dicho ésto, que hoy me he levantado muy crítico, también he de destacar el gran trabajo de otros muchos colegas, independientemente de la etapa educativa en la que estén. Algunos son un autentico lujo para los centros en los que desarrollan sus enseñanzas (éstos no imparten). Conozco bastantes de ellos de los que he tratado de aprender un poco, pero no les llego ni a la altura del zapato. Y es que en nuestro oficio hay talentos, hay mediocres que pasan de todo y hay mediocres que intentamos aprender,... A veces cuanto más mediocres mejor ropa deportiva visten, y es que pasado el tiempo algunos han cambiado el traje y la corbata, por el modelito sport más elegante y chip,... NO AVANZAMOS NADA...

3 comentarios:

Esteban DE LAS HERAS GARCÍA dijo...

Creo que en algo si que hemos avanzado Juan Carlos, yo recuerdo mi época de primaria, y la Educación Física ya contaba con una horario establecido, creo recordar que eran dos horas a la semana. En mi caso, yo he tenido la suerte, de que todos mis maestros si llegaban a sus clases de Educación Física en chandal. No concibo un maestro de Educación Física vestido de paisano, si queremos fomentar nuestra área y lo que nos gusta, los primeros en dar ejemplo tenemos que ser nosotros. Sigo con mi época de primaria, recuerdo que tuve una maestra desde cuarto a octavo, la cúal era bastante severa y estricta, sus clases eran militares. Es decir mando directo puro y duro, cada uno en un lugar del gimnasio y a repetir las acciones que ella hacía,¡Aburrido no, lo siguiente! Y bueno, como te movieras del sitio donde te había colocado, te ganabas una buena regañina. Eso era uno de los días, el segundo día, nos lo dejaba libre y nos soltaba el balón.
Hoy en día, como tú comentas en nuestra profesión "hay de todo". Y todavía se suelen ver casos de estos o peores.
Pero creo que en la actualidad, hay más gente comprometida con la causa, que se interesa por hacer cosas, por innovar, sobre todo en la metodología, y por formarse y actualizarse. Es cierto que hay mucha gente con talento y que son verdaderos cracks, y otros que siguen siendo unos mediocres......pero la gran mayoría somos unos mediocres que queremos aprender (yo me incluyo), que amamos esta área, que nos gusta nuestra profesión, que disfrutamos en el patio con nuestros alumnos, y que no nos cambiaríamos por nadie.
Por lo tanto creo que algo si ha cambiado. Y tú también has aportado tú granito de arena, transmitiendo a los que tenemos el placer de conocerte tu pasión por este área.
Como tú dices en tu manifiesto
YO SOY DE EDUCACIÓN FÍSICA.
Un abrazo compañero, y tú estarías dentro de los que tienen talento, sin lugar a dudas.

Juan Carlos Muñoz Díaz dijo...

Esteban.

A mi lado eres descaradamente joven, luego mi recorrido histórico es más largo.

En cuanto a talento, más quisiera yo, sólo es trabajo,...

Un saludo y te quiero ver de nuevo dando saltos...

Vícthor dijo...

En mi caso la educación Física recibida ha sido penosa. Gimnasia militar sin ningún fin. Musculación antes de los 16 años con el grave riesgo que entraña, el profesor echándote el humo del cigarro mientras corrías. Penoso. Afortunadamente estamos nosotros para reflotar el barco y que esto no se repita más. No me extiendo más porque no merece recordar este pasado ante el presente y futuro tan hermoso que se vislumbra con la maravilla de hornadas de maestros de E.F. ( no gimnasia, ni "el de los balones") que se dejan la piel en el patio todos los días con una magnífica preparación.