jueves, 25 de marzo de 2010

¿SON NECESARIOS LOS MAESTROS DE EDUCACIÓN FÍSICA EN LOS COLEGIOS?

Con la entrada del Plan Bolonia el antiguo magisterio se reduce a dos especialidades en la formación universitaria, infantil y primaria, dentro de cada una de ellas está previsto que en el último curso de graduación, son cuatro, los futuros docentes opten por elegir una cierta especialización en determinadas áreas, por ejemplo en Educación Física, a eso le denominan menciones.

Ante ello, me pregunto: ¿a quién beneficia esa formación?

Al propio profesorado, es de esperar que con un año más de carrera el maestro salga mejor preparado. ¿Preparado en qué?, me vuelvo a preguntar. En una formación genérica apartada de la realidad escolar... En una formación ambigua que no especialice al docente en las distintas disciplinas de que consta el currículo...

Al alumnado, esta formación más amplia, que no sé si más completa, es de suponer que repercutirá en mejorar el proceso de enseñanza del alumnado.
A la administración educativa, posiblemente sí, puesto que se quitará un problema a la hora de dotar de personal y dar respuesta a la organización de los centros. Los especialistas somos un obstáculo en el momento de preveer una oferta de empleo, de convocar un concurso de traslados y sobre todo a la hora de establecer los horarios. Siendo todos generalistas es posible que estos procesos se faciliten.

A la calidad de enseñanza, tan en boga últimamente, no lo creo, una calidad de enseñanza requiere un profesorado bien formado y especializado. No es lo mismo un obrero de multiservicios que sabe de todo un poco: albañilería, fontanería, electricidad, herrería, pintura y decoración… que un profesional que se dedica en exclusiva sólo a una profesión, es decir a un buen albañil, a un buen fontanero, a un buen electricista,...

Quizás el maestro multiusos, como he dicho, sea más provechoso para la administración, pero dudo mucho que sea beneficioso para mejorar la educación.

Sigo preguntándome: ¿Acaso la enseñanza infantil y primaria no son importantes? ¿Es que el contenido de las áreas en estas etapas no se revisten de una fundamentación epistemológica?...

Parece ser que cualquiera con una formación universitaria de "magisterio" de cuatro años estará capacitado para impartir cualquier área. Conocía el término tres en uno, incluso el cinco en uno, pero ahora vamos a tener que editar otro, el todo en uno, porque el futuro maestro tendrá conocimientos en literatura, lengua castellana, matemáticas, conocimiento del medio (geografía e historia), educación plástica, informática, idiomas (porque en futuro todos serán bilingües) y además poseeran una mención en educación musical, educación física o educación especial. Me temo que volveremos a utilizar el dicho de "el maestro liendre que de todo sabe y de nada entiende"...

¿Por qué se le niega a un niño de infantil o primaria la presunta calidad de la formación de su profesorado?, algo que no ocurre en las enseñanzas medias y universitarias. Acaso el niño de primaria no puede recibir una enseñanza de un profesor especializado, tal y como ocurre en un instituto. Con el Plan Bolonia, todos los docentes serán graduados, pues no se entiende que un niño en Secundaria requiera un profesor experto en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y sin embargo en primaria valga cualquiera con una cualificación inferior.

Para realizar un calentamiento, para preveer distintas progresiones en la enseñanza de cualquier habilidad o capacidad, para conocer los distintos estilos de enseñanza, para tener nociones de los múltiples deportes alternativos que van apareciendo, para conocer los entresijos de las expresión corporal, para conocer distintos pasos de bailes y danzas, para tener conocimientos sobre alimentación o anatomía, para conocer la funcionalidad y las posibles utilidades del diverso material que utilizamos en Educación Física, para seleccionar los juegos y las actividades más apropiadas en función de los objetivos y contenidos a desarrollar, para saber contribuir al desarrollo de las competencias básicas desde esta área, para saber adaptar las actividades a las múltiples deficiencias que pueden afectar a nuestros alumnos de educación especial... y de un sin fin de cosas más, ¿cualquiera vale? en Secundaria no, se necesita un experto, si en primaria hacemos lo mismo ¿no será necesario también un especialista?

En mi Centro veo cómo trabaja mi compañera de música, domina la materia y le gusta, ¿cómo podría yo impartir esa misma área de igual modo?, imposible, ni estoy formado ni me gusta. No cabe duda que los alumnos están recibiendo una buena calidad de enseñanza, conmigo recibiría enseñanza, seguro que mala.

Los especialistas, sean del área que sean, somos un obstáculo en la organización y funcionamiento de los centros, pero no me cabe ninguna duda que nuestra intervención educativa es más eficaz que si fuese impartida por un maestro con una formación parcial e incompleta en el área.

Editorial de la revista digital de Educación Física "EmásF" nº 3 marzo-abril de 2010.

5 comentarios:

Pepe dijo...

En un post sobre el V Congreso Internacional de EF, recojo como Gilles Klein hizo una revisión del estado actual de la Educación Física en Europa. Entre otros temas habló sobre este tema. Cito literalmente lo comentado en el post: "Habló de las situaciones con especialistas/generalistas, concluyendo que no era un factor decisivo, pues se podían dar casos en los que siendo especialista la EF no era mejor. Sí veía en la calidad de la formación del profesorado un factor clave".
Juan Carlos ya expuso el tema sobre la formación universitaria del maestro de EF. Tal vez éste debería ser el tema central del debate.

ppnz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos Muñoz Díaz dijo...

Estimado Pepe, no sé si Gilles Klein se plantaba lo de especilista y generalista sólo en Primaria, supongo que sí. Porque si el planteamiento es que no hay diferencia entre quien imparte esta área, deberemos convenir que en Secundaria sucederá lo mismo, porque en ambas etapas educativas los contenidos suelen coincidir así como las actividades que realizan nuestros alumnos.

Porque si un maestro generalista puede impartir EF, seguro que cualquier licenciado en Literatura, Matemáticas, Física, Química... o lo que sea, con una formación complementaria también puede hacerlo en Secundaria.

No quisiera establecer un debate de clases, pero a veces esa es la impresión que me llevo, sobre todo cuando los que opinan son los Licenciados en EF.

Tampoco quisiera pensar que existe cierto clasismo entre los docentes de nuestra área. El antiguo INEF ya era muy selectivo y las actuales facultades de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte parecen mantenerlo.

Menospreciar la formación del maestro de EF porque es una titulación de menor grado que la de licenciado y porque el ingreso en esta especialidad universitaria es menos exigente, a priori, puede llevarnos a equívocos.

En la actualidad hay una gran cantidad de maestros con una formación en el área que indiscutiblemente no sólo le dan calidad a las enseñanzas que realizan con sus alumnos sino que dan prestigio a nuestra área. Al igual que hay algunos elementos nefastos que más bien se podían pedir una comisión de servicios en la conchinchina...

Pero amigo mío esto sucede igualmente en Secundaria, a veces pienso que para hacer lo que hacen algunos de tus colegas, efectivamente, vale cualquiera. Pero afortunadamente la mayor parte de ellos seguro que realizan su trabajo con la misma eficacia, ilusión y esfuerzo que muchos de mis colegas.

Desde mi punto de vista menospreciar la labor del maestro de EF es sin duda menospreciar la labor del Licenciado de EF, luego no echemos piedras sobre nuestros tejados.

Como decía en otra ocasión sumemos y no restemos, ya tenemos bastantes obstáculos para echarnos zancadillas nosotros mismos.

Amigo Pepe, sirva este comentario no como contestación al tuyo sino como una reflexión en voz alta, espero estar equivocado, como simpre...

Juanjocv dijo...

En respuesta a la pregunta planteada sí somos necesarios, sobre todo para que la educación física no se convierta en un segundo recreo (recreo 2 como yo lo llamo).
Y sobre el debate de la formación debe mejorar acercándose a la realidad a la práctica y eso no tiene porqué darlo más años de formación, y sería un desperdicio.
Sobre los licenciados y diplomados creo que se trata de otro debate muy interesante.
Debemos estar unidos y apostar por una educación de calidad.

ralopin dijo...

Es evidente que somos necesarios si queremos que la E.F. contribuya al desarrollo integral de los alumnos. Cuantas veces hemos visto como a lo largo de los cursos niños que presentaban problemas psicomotrices han ido mejorando gracias a interminables horas de trabajo en el patio (es que esta creciendo que diría el padre de turno.La E.F. es una formación intencional e integral del alumno a través del movimiento.Sin una formación específica del docente, me temo que todo esto esta destinado a desaparecer, y a volver a planteamientos de princpios de los años 80 cuando el curso de especialización dotaba al generalista de unos mínimos conocimientos, pero no despertaba el interes de muchos de ellos sobre la materia.

PD: Juan Carlos he añadido en mi blog el icono de la campaña.