viernes, 25 de diciembre de 2009

¡SOMOS LOS DE EDUCACIÓN FÍSICA!

Sí, ¡yo soy el de Educación Física! Formo parte de un cuerpo especial, de un grupo de docentes privilegiados, de un una banda de ilusionados, de los que conectan con sus alumnos, de los que valoran la educación en toda su globalidad, de los que tratan de mejorar día a día, de los que se sienten solos en los Claustros, de los que las familias no solicitan su acción tutorial, de los que pasan frío y calor por esos patios, de los que todavía les queda mucho por aprender, de los olvidados por la administración... Si, soy el de Educación Física.

Cuando los cimientos de la escuela se tambalean porque sus enseñanzas han dejado de interesar a nuestros alumnos, la Educación Física se muestra como uno de los pilares que aún la sostienen. Los niños vienen al cole de otra manera cuando toca "gimnasia". Llegan con ilusión y motivación. ¿Qué se le habrá ocurrido al maestro? ¿Maestro que vamos hacer hoy?. Esas preguntas nos llenan de satisfacción y aumentan nuestra maltrecha autoestima. Es entonces cuando nos colgamos la placa en el pecho, como si Sheriff se tratara. ¡Somos los de Educación Física!.


Con nuestros alumnos nos sentimos importantes porque ellos nos valoran. Cabalgamos de clase en clase como un "Llanero solitario", porque somos los de Educación Física. Nuestros alumnos están ávidos de dar su clase de Educación Física, recogen rápidamente los libros y sus enseres en cuanto abrimos la puerta del aula, esas caras aburridas se transforman, los ojos le brillan, echan chispas, en sus rostros se empiezan a dibujar sonrisas, están impacientes, se mueven de las sillas, se nota un cierto nerviosismo por salir al patio cuanto antes, ha llegado el de Educación Física.

Somos especiales porque nuestra asignatura es especial, aprovechemos su motivación intrínseca. No dejemos escapar esa gran oportunidad educativa. Apriétate el cinturón, colócate bien la placa, ajústate el sombrero y vamos a jugar, vamos a crear situaciones de aprendizaje en donde los niños se sientan a gusto, seguros, ilusionados, con ganas de moverse...

Aprovechemos la motricidad para educar, formemos personas competentes, trabajemos sus emociones y sus relaciones sociales, hagamos de ellos personas más autónomas y autosuficientes, mejoremos su autoestima, fomentemos su creatividad, desarrollemos su capacidad de esfuerzo...

Olvidemos nuestras frustraciones profesionales, esquivemos las zancadillas que nos pone la sociedad, ignoremos los prejuicios sobre nuestra área. Somos como los "Hombres de Harreson" o el "Equipo A", como Chuck Norris, Rambo o Superman. Sintámonos orgullosos de lo que somos. Te vuelvo a decir, somos un cuerpo especial.

Nos reducen los horarios, se nos marginan de las competencias básicas, ¿y la competencia motriz, dónde está?, la especialidad desaparece de la formación universitaria de magisterio,¿ a dónde vamos a ir a parar?... Quieren alumnos competentes, ¿pero en qué? En lengua, matemáticas y en el conocimiento e interacción con el medio. ¿Y las otras cinco competencias? ¿Quien las va a desarrollar? ¿Cómo puede interactuar un niño desde su pupitre? ¿Como puede mejorar su autonomía personal si no ha desarrollado sus cualidades y habilidades y destrezas motrices? ¿Cómo puede interactuar con los demás si sólo puede relacionarse con los compañeros de las mesas que hay a su alrededor?...

Está claro que somos un "grano en el culo" para la administración, entorpecemos los horarios, nos tienen que suplir las bajas con otros especialistas, no lo pueden hacer con los de apoyo o con otros docentes del centro. Ahora todos generalistas y volvemos al dicho de antes "El maestro Liendre de todo sabe y de nada entiende". Sí, en eso parecer ser que consiste una educación de calidad, en crear un profesorado más técnico (la carrera durará 4 años), pero menos especializado en nada.

¡Somos los de Educación Física! Desafortunadamente que poco nos quedará por serlos. Nos están pidiendo la placa y el arma, pero si al final todos somos generalistas, no olvidéis vuestras raíces, porque ¡Somos los de Educación Física!

Juan Carlos Muñoz Díaz

CAMPAÑA POR EL ORGULLO DE SER DOCENTE DE EDUCACIÓN FÍSICA. PÁSALO...




15 comentarios:

Vic dijo...

Cada vegada m'agraden més les teves reflexions

Pepe dijo...

Leyendo la introducción del libro que coordina Mª Elena García Montes (2009), titulado "Dinámicas y estrategias de re-creación" de la editorial Graó -lo recomiendo-, me ha sorprendido gratamente un cita de Savater de la que yo estoy totalmente de acuerdo, hay que ser "enfermízamente" positivos y reforzar-renovar nuestras ilusiones profesionales y personales -incluso en los contextos más desoladores-.
"Con verdadero pesimismo puede escribirse contra la educación, pero el optimismo es imprescindible para estudiarla... y para ejercerla. Los pesimistas pueden ser buenos domadores pero no buenos maestros". Savater (1987:23). "El valor de educar". Círculo de lectores: Barcelona.

Veli_6 dijo...

Juan Carlos, he podido disfrutar de tu texto en el blog de un ex-profesor mío de la Facultad de Huesca. Me gustaría pedirte permiso para poder colgar tu texto en mi blog El mundo de Veli (http://elmundodeveli.blogspot.com)
Por cierto, yo también soy El de Educación Física, y a mucha honra!
Un saludo

Juan Carlos Muñoz Díaz dijo...

Veli, puedes copiar el post sin nungún problema, de eso se trata de pasarlo.

Chenaval dijo...

Si hay algo que me gusta de la enseñanza por competencias básicas es porque intenta enfocar la educación en el alumno y no en las asignaturas o áreas que se imparten. En educación física siempre hemos trabajado en este sentido, aunque en momentos determinados hemos pecado de ser excesivamente teóricos, por aquello de darle un falso relieve a nuestra asignatura. La importancia de la educación física no está en los contenidos específicos de la misma sino en ser un medio excelente para trabajar las competencias básicas.
Los contenidos específicos de cada materia pasan a un segundo plano cuando se entiende la educación como algo integral dirigido a formar personas competentes social y emocionalmente y capaces de seguir aprendiendo durante toda la vida.
No creo que sea tan importante quien imparte la educación física (maestro preparado o formado para ello) sino que quede claro que no se puede concebir la educación sin el movimiento, necesidad vital para el ser humano y especialmente importante en fases de desarrollo.
No me enrollo más. Gracias por tus reflexiones.

Juan Carlos Muñoz Díaz dijo...

Chevanal comparto la mayoría de los argumentos, menos uno, desde mi punto de vista, aunque los contenidos pasen a un segundo plano, es preciso que el profesor los conozca y los pueda utilizar adecuadamente para el desarrollo de las competencias básicas.

Desarrollar las competencias no es fácil, y crear las situaciones de aprendizaje para dicho desarrollo lo es aún más complicado. Un profesor especialista en EF debería estar mucho mejor preparado para presentar estas situaciones didácticas o de aprendizaje en base al contenido científico y lógico del área. Si no se se tiene esta formación específica dudo mucho que se puedan presentar estas situaciones. Todos sabemos dejarle un balón a los alumnos para que jueguen un partidillo de fútbol o de baloncesto, o darle una comba para que jueguen a "pimientos colorados" y posiblemente desarrollen algo, no se qué, pero hay no hay ninguna intención educativa, y ahí es donde está el secreto de la enseñanza, que el profesor tenga una intención educativa, es decir, que sepa lo que hace, cómo lo hace y para qué lo hace... siempre con la vista puesta en que el alumno desarrolle sus capacidades y competencias de una forma activa, es decir siendo el protagonista de su propio aprendizaje, pero para ello el profesor debe poner las bases para que se produzca este proceso.

Pepe dijo...

Dejo una reflexión muy interesante relacionada con este post. Espero que todo el mundo lo reflexione y no se hagan comentarios "partidistas".
http://gentecorrer.wordpress.com/2010/02/23/orgullo-y-lamento-de-la-ef/

Anónimo dijo...

Hola, juan carlos te he benidosiguiendo y tomando nota de tus sesiones ,y me es grato saber que te preocupas por compartir con los demás tus conocimientos ..creeme que me ha servido demasiado para mis clase ...te saludo desde Poza Rica,Veracruz, México....

Pedro dijo...

Hola, amigo Juan Carlos, soy de Perú, de la ciudad de Tacna, tambien soy de Ed. Física, bueno aqui explorando tu blog que esta muy bueno, saludos. Pedro

JORGE DÍAZ y LAURA SÁNCHEZ dijo...

Gracias por tu reflexión, hoy es uno de esos días donde la necesitaba, ha sido un día duro en el primer claustro y además personas afines a la educación y a la actividad física me han demostrado tener hacia nosotros una mente obtusa y llena de prejuicios con respecto a nuestro trabajo, a veces el pan nuestro de cada día...

Eduardo dijo...

Hola Juan Carlos
Me llamo Eduardo y yo támbien soy profesor de Educación Física en un centro de Segovia y, como el resto de comentarios que aparecen con respecto a tu texto, creo que es un acierto total, en donde haces una escenificación perfecta del sentimiento de unas personas que trabajan en "solitario", ya esten en un colegio público, privado o concertado.
Yo támbien dispongo de un blog personal y me sentiría enormemente agradecido de poder colgar este artículo en el mismo, si me diéras consentimiento para ello, para que el resto del claustro de profesores supieran cómo nos sentimos en la mayoria de los casos.
El ver gente como tú por estos lares (colegios), es un "rara avis" pero me siento absolutamente identificado y orgulloso de pertenecer a esta estirpe, así que.... arriba la cabeza y "pá lante".
Gracias por tu artículo y espero noticias tuyas.
Un saludo
Eduardo

Juan Carlos Muñoz Díaz dijo...

Hola Eduardo.

Eso de que soy una persona "rara" no suena muy bien, es broma...

Claro que puedes incluir el texto en tu blog, de eso se trata de difundirlo entre los colegas.Si de paso dices de donde lo has sacado miel sobre hojuelas.
Un saludo.

Anónimo dijo...

hola juan carlos,yo tambien soy de pegalajar y soy de quinto y...maestro que vamos a hacer mañana eeee

Juan Carlos Muñoz Díaz dijo...

Anónimo...ya hablaremos mañana en el cole...

Vale Tati...

Raquel Ortega dijo...

Yo ya soy una casi profesora generalista, pero con mención en Educación Física, y muy orgullosa de serlo. Comparto contigo que tenemos un enorme privilegio de ver las sonrisas de los niños que se mueren por ver qué les tenemos preparado cada día. Un saludo y a seguir trabajando y defendiendo lo que de verdad le aporta a la formación del niño.