sábado, 10 de diciembre de 2016

LAS PRUEBAS PISA

Recientemente se han hecho públicos los resultados del informe PISA correspondiente al año 2015. Miguel Ángel Santos Guerra reflexiona sobre estas pruebas en su blog "El adarve" en la entrada que titula. "PISA o la cesta de piedras".

Como suelo hacer con frecuencia osé  realizar un comentario a esa entrada que os trasncribo a continuación:

Hace mucho tiempo (1988), alguien hacía un diagnóstico sobre la evaluación en el que se indicaban algunas características sobre cómo se concebía en esa época:

1º Solamente se evaluaba al alumnado ¿En base a la evaluación de los resultados del alumnado de la pruebas PISA tenemos suficientes datos para valorar otros elementos que condicionan el proceso de enseñanza y aprendizaje: profesorado, contexto, políticas educativas?

2º La evaluación se centraba en los resultados. Miguel Ángel advierte de que no se tienen en cuenta los procesos, quizás por que son dificilmente evaluables desde un punto de vista “objetivo”. Porque estas pruebas tratan de objetivizar resultados con el fin de comparar y clasificar…


3º Se utilizaba como censura, destacando los aspectos negativos ignorando los positivos. La pruebas PISA se miran desde dos perpectivas. Los que han obtenido buenos resultados se vanaglorian de ello y miran por debajo del hombro a los que sus resultados son peores. Estamos asistiendo como las comunidades con buenos resultados hablan muy bien de sus políticas educativas y tratan de argumentar sus medidas, aunque éstas no sean las mejores, pero los resultados las reafirman…

Los que obtienen resultados negativos echan balones fuera, o como dice Miguel Ángel lanzan piedras sobre los presuntos culpables. En el caso de Andalucía, la Junta interpreta los datos de la forma que más le conviene y para ello hace comparaciones sobre datos de diferentes años…


Vamos...  como los resultados de las elecciones generales, nadie pierde… Les recordamos a la Junta como se están suprimiendo unidades, recortando profesorado, amañando convocatorias de empleo público de docentes (mírese la oferta planteada para 2017), recortando los gastos de funcionamiento de los centros,…

4º Se limitaba a evaluar lo observable. Ya se ha argumentado anteriormente… 

5º Se realizaba independientemente del contexto educativo. No es lo mismo Finlandia que Andalucía. En este sentido reulta curioso que tanto en Finlandia como en Castilla y león se obtenga muy buenos resultados con medidas educativas y pedagógicas en muchos casos opuestas… 

6º Se utilizaba la evaluación con un carácter cuantitativo. ¿En estas pruebas se dan valoraciones cualitativas? ¿Se describen cuales son las causas?…

7º Era competitiva y estereotipada (repetitiva). Está claro que cuando se establece un ranking se compara y salen ganadores y vencidos. Las pruebas supongo que serán siempre similares dado que se evalúan siempre los mismos aspectos.

8º No se utilizaba la autoevaluación. Las pruebas PISA son evaluaciones externas que no permiten que el alumnado controle o se de cuenta de su progreso en el aprendizaje..

9º Los instrumentos utilizados no eran los más adecuados. Miguel Ángel habla de si estas pruebas tiene fiabilidad y validez… cuando el número de variables que influyen en los resultados son tan altos.

10º Ante todo era controladora y fiscalizadora. Aunque se le practica al alumnado me temo que la mayoría de las culpas o piedras caeran sobre el tejado del profesorado… Ya tiene la administración educativa más armas y argumentos para entretenernos en realizar más burocracia y apartarnos de lo que realmente importa, el proceso de enseñanza y aprendizaje de los alumnos.

Estos “diez mandamientos” los apuntaba un tal Santos Guerra… Pasados casi 30 años seguimos hablando de lo mismo… 

Estos diez mandamientos se resumen en uno, atenderás a tus alumnos lo mejor que puedas y supieres… 

Enseñar a alumnos sobresalientes lo hace cualquiera, pero a alumnos con dificultades sólo lo hacen los buenos docentes, aunque sus resultados académico, comparados con los sobresalientes, siempre sean inferiores…

Si los resultados académicos dieran la felicidad no habría tantas personas con depresiones, insatisfacción personal, frustraciones,… en los gabinetes psicológicos… Hay otros aspectos sumamente importantes en esta vida que no se miden con pruebas estandarizadas…