domingo, 13 de marzo de 2011

LA EDUCACIÓN FÍSICA LIGHT

En la actualidad podemos ver publicadas infinidad de unidades didácticas. Vivimos el esplendor de la unidad didáctica.  Todos queremos mostrar nuestra forma de enseñar. Efectivamente viendo las secuencias didácticas de las sesiones de otras personas podemos hacernos uno una idea de qué contenidos de nuestra área se enseña por otros lugares.
           
Siempre he estado convencido de que la Educación Física es un instrumento fundamental para favorecer el desarrollo integral del alumno, es decir, en todos los ámbitos de la conducta humana: afectivo, social, motriz y cognitivo. Y en esta línea he ido trabajando a lo largo de mi dilatada vida profesional como maestro de Educación Física. Pero estoy encontrando nuevas formas de plantear nuestra área que no las comparto. No por su novedad, al contrario, siempre estoy atento a nuevas posibilidades para introducirlas en el área, sino por su menosprecio de lo motor.

Observo que en estos nuevos planteamientos de unidades, los objetivos que se buscan son eminentemente afectivo-sociales y cognitivos, los motrices pasan a un segundo plano. Por consiguiente, los contenidos a desarrollar son básicamente conceptuales y actitudinales. Los centros de interés de las unidades parten de valores. Las estrategias metodológicas se centran en cómo lograr estos valores. Se trabajan de forma especial contenidos referentes al uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Los alumnos leen y escriben en cuadernillos porque así lo establece la normativa educativa. Se realizan múltiples actividades de investigación y exploración, se cumplimentan encuestas y cuestionarios, se elaboran fichas, se debaten temas, se construyen infinidad  de materiales, se está a la última en el uso de nuevos recursos que favorecen el trabajo en grupo, pero que resultan poco polivalentes…

La verdad es que todos estos aspectos deben trabajarse en nuestra área, y así trato de hacerlo, pero pienso que debe realizarse de una forma racional, seleccionando y distribuyendo adecuadamente todos estos recursos, de lo contrario me parece que lo motriz resulta marginado: no queda tiempo para que el niño se mueva, la mayoría de las actividades son casi sedentarias o muy poco activas, le damos al niño más de lo mismo, es decir, más de lo que se trata en el resto de áreas que componen el currículo.

A ésto es a lo que me refiero como Educación Física Light. No se puede impartir un área basada en el cuerpo y en el movimiento fundamentalmente dentro del aula, no se debe estar la mayoría del tiempo sentado, o bien realizando actividades plásticas.

Disponemos de dos sesiones semanales para impartir nuestra área, y lo motor debe envolverlo todo, lo físico y motriz ha de ser lo que genere el resto de contenidos de carácter afectivo-social o cognitivo.

Da la sensación que cada vez nos gusta menos el patio y buscamos alternativas que relacionadas con lo corporal nos evite pasar frío o calor, o bien nos permita ser un profesor de aula más, quizás porque no se tenga fe en una Educación Física basada en el movimiento.

Debemos plantear a nuestros alumnos principalmente actividades físicas, lúdicas o deportivas donde se prime lo motriz, que favorezcan el movimiento, que desarrollen capacidades y habilidades motrices, que mejoren las cualidades físicas básicas, que le permitan adquirir un estilo de vida saludable, que le conduzca a realizar actividad física en su tiempo libre, es decir a que mejore su calidad de vida. Esos son los argumentos fundamentales de la introducción del currículo de Educación Física, acaso no los leemos.

Con ello no pretendo caer en el mecanicismo, en convertir el área en una realización de ejercicios físicos sin ton ni son, sino que partiendo de lo motriz se logren otros tipos de objetivos y contenidos de carácter transversal o interdisciplinar, no al contrario.

Nuestra acción docente es educativa y formativa, el movimiento es el instrumento fundamental para este fin, sino es así, no denominemos a esta área Educación Física, llamémosla de otra forma, no nos equivoquemos…

Juan Carlos Muñoz Díaz
En revista EmásF nº 9 marzo-abril de 2011.

4 comentarios:

elmaestrojuan dijo...

Totalmente de acuerdo Juan Carlos y mira que yo soy fan de las TIC en ef, pero lo uno no quita lo otro. Es preocupante oir como algunos niños y familias se quejan porque...¡les hacemos correr varias vueltas al patio! o porque sudan, o porque han tenido un pequeño percance durante algún ejercicio. El movimiento, controlado, adecuado en intensidad y duración es intrínseco a nuestra área. ¡Viva el sudor! :-)

CHOL dijo...

Parece que estamos conectados, anoche discutía con un amigo sobre ese aspecto, yo defendía esta misma postura que manifiestas. No puedo creer que en nuestra área los alumnos/as no acaben la sesión mínimamente enrojecidos por el esfuerzo. De verdad que me parece poco menos que indignante.

Esteban EF. dijo...

También estoy de acuerdo con Juan Carlos, nuestra área es fundamentalmente práctica, debemos procurar que nuestros alumnos/as tengan el mayor número posibles de experiencias motrices con el objetivo de conseguir un bagaje motor que constituya una base solida de recursos motrices para posteriores aprendizajes, para utilizar las Tic, el cuadernillo, la ficha, ya están los días de lluvia donde desgraciadamente no se puede salir al patio pero mientras tanto a pasar frío o calor pero sobre todo a divertirnos con nuestros alumnos

Mañico dijo...

Hola compañeros¡ Yo discrepo un poco en vuestros planteamientos. Como bien decis nuestra area es la unica en la que podemos trabajar la globalidad de la persona, desde un punto de vista motor, afectivo, social y cognitivo. Las nuevas leyes educativas nos estan "obligando" a fomentar desde nuestra area el desarrollo de algunas competencias, como puede ser la competencia digital. Creo que hay que saber jugar con esto y con las horas de las que disponemos. Yo en 1er ciclo, dispongo de 3 horas/semana y si que hago en mi area (1 vez por U.D.) del uso de las TICs para complementar lo que estemos trabajando. Mientras que en tercer ciclo, ese uso de las nuevas tecnologias lo mando como trabajo para casa, ya que con la reduccion horaria es un pecado quitarles alguna hora de actividad fisica.
Un saludo compañeros.